- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

lunes, 23 de septiembre de 2013

Lo mio no es "normal"



Sé que no soy "normal" en casi nada. Lo sé. Esto, algunas veces me enorgullece y otras, me hace sentir como un perro verde. Y si en algo soy anormal es en mis biorritmos, esos artilugios que intentan predecir aspectos diversos de la vida de un individuo recurriendo a ciclos matemáticos, en principio, sencillos.

Ja. Incluso diría mas, jaja. Los ciclos vitales en mi pueden ser de cualquier tipo ...... ¿pero matemáticos?. Tengo locos a mi intelecto (si lo poseo), a mi estomago, a mis ojos, a mi corazón, y hasta mis esfínteres. Como porque hay que comer, duermo porque hay que dormir, me ducho porque hay que ser higiénico y saludable, y hasta hago popó porque los desechos suelen pudrirse si no los tratas convenientemente. Pero nada de esto, importante para algunos (sobre todo, comer y dormir), tiene especial sentido para mi mas allá de la pura naturaleza humana.

¿Y por qué digo esto? Porque hoy me ha pasado una cosa que, por repetida, ya me "preocupa". Resulta que yo no soy de los que duermo. Sencilla y directamente, me desconecto. No se si me muero y resucito cada vez, pero casi. Pueden empeñarse en fastidiar mi descanso (casi siempre, nocturno; pero otras veces, matutino) de las mas diversas formas y maneras, y yo a lo mio ........ a dormir. Pueden usar martillos neumáticos a mi alrededor, tocar al timbre, llamar por teléfono, hacer el amor vecinal salvajemente, pasear lenguas perrunas por mi tez, escuchar reggaeton (y mira si me fastidia), enviar a mis sobrinitos a despertarme (pobres), puede llover y tronar que yo, si me empeño en dormir, no me dedico a otra cosa. Y lo digo literalmente. Cuando duermo, me dedico exclusivamente a eso, a dormir. Ni me levanto a beber o miccionar (que fisno), ni ronco (me dicen), ni recorro la cama, ni siquiera sueño (ocasionalmente, pero que muy ocasionalmente recuerdo en que ando cuando cierro mis ojos).

Bueno pues hoy, presuntamente, me han llamado dos veces por teléfono. Una, para decirme que no se me olvidara que por la tarde tenia partido de futbito; y otra, para decirme que hay una oferta maravillosa de internet que no debería pasar por alto. Resulta que se me presenta un amigo del barrio (saludos G.) en mi casa por la tarde y me dice:

- Pero que haces que no estas ya vestido
- Vestido de que, de lagarterana
- No, de deporte
- ¿Y por qué?
- Jo, no recuerdas la conversación de esta mañana
- ¿Esta mañana? ¿Cuando?
- Pues esta mañana. No recuerdo la hora. Te llamé y, como te conozco, te recordé que esta tarde, en veinte minutos vaya, tenemos un partido contra los panchitos (sudamericanos en cariñoso)
- Ah, pues no me acuerdo. ¿Y era yo el de la conversación?
- Que si lo eras, llamé a tu numero y se puso alguien con la misma voz que la tuya. Mas datos necesitas. Bueno, yo me quedé (casi) tranquilo porque creí que te dabas por avisado. Parecias lúcido cabr .....
- Pues hijo, perdona porque no me acuerdo
- Ya, ya. Anda, vístete echando hostias
- Sip

Vamos a jugar. Por cierto, ganamos 7 a 5. ¡¡¡Estos panchitos cada vez corren menos!!!. Y cuando voy al vestuario noto que me han llamado dos veces desde un numero desconocido. No le doy mayor importancia y paso a la ducha. Salimos de las instalaciones donde solemos jugar y que están muy próximas a mi casa, y vamos donde se suele ir después de este tipo de eventos ....... al bar. Pagan los panchitos, jijiji. A la tercera cerveza o así (ring ring):


- Siiiii (positivo que es uno siempre)
- Hola, ¿el señor ......?
- Si, dígame
- Le llamo de #@$!&(=?[^*+{. ¿Recuerda que quedamos en que le llamaría por la tarde para explicarle nuestra oferta de internet?
- Pues no, sinceramente
- Si, le llamé esta mañana y me dijo que le volviera a llamar por la tarde
- (Y dale con la dichosa mañana) Ah si, recuerdo (crucé los dedos). Perdone, se me había olvidado. Pero es que ahora ando "reunido", ¿no podría llamarme mañana?
- ¿Por la mañana o por la tarde?
- Por la tarde mejor (se me escapó una carcajada ¡¡esas cervecillas!!). Por la mañana igual ando liado
- Ah, vale. Pues hasta mañana por la tarde entonces
- Chao, majete

¿DEBO PREOCUPARME?, o lo dejo estar porque no parece mortal
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en